EnglishFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

 

viernes, 7 de abril de 2017

AVALON





Una mujer, sentada
sobre finas arenas
de una playa cualquiera,
llena de olor a mar,
para mejor sentir.
Entregada, embriagada
de sal, de luz de luna.
En sus ojos, el azul
del océano indomable;
la caricia del viento
y en sus sentidos,
del verde, todos los tonos
y posibles matices.
En su piel, mil leyendas
tejidas entre nieblas oscuras,
que ocultan estrechas sendas
nunca antes pisadas.
Esa mujer, esconde en su mirada
toda la magia y la fascinación
de un moderno Avalon.

Sofia B. ©

miércoles, 22 de marzo de 2017








- Y tú, ¿por qué te has sentado a mi lado?
- Porque quiero hacer este viaje contigo.

Ella le mira con curiosidad.

- ¿Estás seguro?
- Sí, hoy estoy completamente seguro.

Ahora, con cierta prevención…

- ¿Hoy?
- Claro. Hoy empieza nuestro viaje y estoy seguro de querer iniciarlo contigo.
- Pero, ¿tú a dónde vas? (inquisitiva)
- No lo sé, ignoro el destino. No sé si me bajaré en alguna estación, o quizás seas tú la que llegues a algún lugar, donde haya alguien que te espere.

Silencio. Ella intenta procesar la falta de certezas.

- Entonces, ¿me has elegido para hacer juntos un viaje a ninguna parte?
- No, no pienses eso. Te he elegido para ver pasar a tu lado todo tipo de paisajes, desde la ventanilla de este asiento que compartimos, en este vagón que nos lleva. Te he elegido para el fuego y la vorágine y también para la placidez y la bonanza. Te he elegido “para siempre” aunque…. ignoro cuanto vaya a durar. 

Se miran a los ojos, luego miran por la ventanilla, sonríen y “para siempre” comienza a transcurrir …. 

Sofía B. ©

lunes, 13 de febrero de 2017

NUNCA. NADIE






Nadie te quiere
como te quiero yo,
de este modo excesivo,
apasionado y apasionante,
entre divino y mundano,
espada flamígera,
que me atraviesa
y me desviste.

Nadie te desea como yo,
de este modo entre cómplice
y desesperado. Buscándote,
tanteándolo todo,
marchando a ciegas
en tu procura, perdida a veces
entre sombras oscuras,
que se dibujan en mis entrañas.

Nadie te añora como yo,
cuando no estás. Nadie
precisa inhalarte así,
sintiendo el eco de tus versos,
susurrados muy quedo
en mis oídos y escribiéndote,
con tiza, en el aire vocablos
profundamente enamorados.

Nadie, como yo, conoce
de ti cada rincón, cada pliegue
de tu piel, de tu alma.
Cada delirio pasional,
de esos que invaden
hasta las vísceras;
cada latido, cada destello
de tus ojos, cada sonrisa
de miel ó de algodón,
cada vigilia...

Nadie ha de amarte nunca como yo,
no lo dudes, por mucho
o muchas que te amen.
Nadie. Nunca.

Sofia B. ©

sábado, 21 de enero de 2017

ANOCHE... (Brevería)









Anoche, sentí el impulso,
o la necesidad de escribir
“algo sobre nosotros”.
Entonces, llegó un instante
de frío raciocinio
y decidí callar.

Sofía B.