EnglishFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

 

martes, 15 de agosto de 2017

POEMAS DE A.C.M. (huncas)



H.I.L. ("Huncas In Love")

De carácter soy guerrero,
con alma de mohicano
y tengo un corazón bohemio
que, de ti, se ha enamorado.

Por ti perdería mi alma
bajando hasta el mismo infierno,
convirtiendo en paraíso
las tinieblas de ese reino.

Por ti subiría hasta el cielo
conquistándote una estrella,
a la que pondría tu nombre
erigiéndote en su reina.

Luna llena, flor de lis,
llorando estoy en tu azul.
Yo me enamoré de tí,
remanso de una inquietud.

Este huncas, el bohemio,
guerrero por mohicano,
hoy quiere gritar al viento
que se siente enamorado.

Que se duerme recogido
en tus pétalos en flor,
mientras pasiones dibuja
con acuarelas de amor.

Y ahora que cruzo el otoño,
lejos aún de mi invierno,
quiero gozar de un verano
en primavera de ensueños.

Pasión ciega, sentimiento,
cuerpo y alma en comunión,
la vida es sólo un suspiro
cuando hacemos el amor.

Porque...
más allá del arco iris,
por las sendas de ultramar,
el tiempo pasa en silencio
para que te pueda amar.

A.C.M. (huncas)







VENTE CONMIGO NIÑA

Vente conmigo niña, en este anochecer,
para llenarte de besos palmo a palmo la piel.
A la luz de mis ojos, pupilas verdes,
son tus cabellos negros vida en la muerte.

Vente conmigo niña, trigo en el mar,
para que la noche entera te pueda amar.
A la luz de mis ojos, pupilas verdes,
entregaría mi vida por poseerte.

Quédate a mi vera niña, milagro en flor,
para envolverte en caricias, pasión y amor.
A la luz de mis ojos, mirada en verde,
son tus labios lujuria, maná perenne.

Quédate conmigo niña, fuego en el Sol,
para cantarle a los vientos cuánto te quiero yo.
A la luz de mis ojos, pupilas verdes,
lágrimas de seda si estas ausente.

Baila conmigo niña, luna de Abril,
para fundir nuestros cuerpos en armonía sin fin.
A la luz de mis ojos, pupilas verdes,
yo me pierdo en los tuyos si estás presente.

Duerme conmigo niña, hasta el amanecer,
para convertir en dicha
lo que siempre fué hiel.
A la luz de tus ojos, mirada alegre
es tu sonrisa niña luz en la noche.


A.C.M. (huncas)



miércoles, 9 de agosto de 2017

Poemas de JOSÉ GALÁN

La sensibilidad, hecha poesía.....






tan solo necesito verte
aunque tú no me hables
ni te importe
ni consientas
solo mirarte me bastara 
y estar casi contigo 
casi cerca 
observando tus gestos más pequeños
tu menores sonrisas más diarias
  
y si una vez por puro azar quizá
aunque yo no lo merezca
tú quisieras dejarme tener 
entre las mías tus manos un instante
yo podría ya morir sin hacer ruido
sin molestarte más
sin que tuvieras siquiera
que echarme de menos

José Galán





resulta que nos dice el almanaque
aunque no haga falta
que se cierne el invierno nuevamente
  
como si no bastase
nuestro común silencio rutinario
o tu carne fría 
  
invierno es tiempo sin ternura
campo desprovisto de refugio
en que puedas protegerte de ti mismo
un páramo de noches sempiternas
infectadas de viejas soledades
donde sabes que el final te está mirando
  
somos tú y yo 
mejor reconocerlo
labor de un barro exhausto
mermado de virtud e improductivo
dos tercos desahuciados
a la espera de un final inevitable
  
cuando el amor se acaba 
o quizás peor cuando el amor se olvida
nos entra como prisa por morirnos
y una tristeza fúnebre de semana santa
  
aún estás aquí y sin embargo
es hora de llorar por lo que llega
porque jamás iré a buscarte 
ni tú sabrás volver cuando te vayas
porque sin ti 
poco habrán de importarme a mí los besos
porque si tú ya no estarás
de nada va a servirme que amanezca 
  
José Galán


viernes, 7 de abril de 2017

AVALON





Una mujer, sentada
sobre finas arenas
de una playa cualquiera,
llena de olor a mar,
para mejor sentir.
Entregada, embriagada
de sal, de luz de luna.
En sus ojos, el azul
del océano indomable;
la caricia del viento
y en sus sentidos,
del verde, todos los tonos
y posibles matices.
En su piel, mil leyendas
tejidas entre nieblas oscuras,
que ocultan estrechas sendas
nunca antes pisadas.
Esa mujer, esconde en su mirada
toda la magia y la fascinación
de un moderno Avalon.

Sofia B. ©

miércoles, 22 de marzo de 2017








- Y tú, ¿por qué te has sentado a mi lado?
- Porque quiero hacer este viaje contigo.

Ella le mira con curiosidad.

- ¿Estás seguro?
- Sí, hoy estoy completamente seguro.

Ahora, con cierta prevención…

- ¿Hoy?
- Claro. Hoy empieza nuestro viaje y estoy seguro de querer iniciarlo contigo.
- Pero, ¿tú a dónde vas? (inquisitiva)
- No lo sé, ignoro el destino. No sé si me bajaré en alguna estación, o quizás seas tú la que llegues a algún lugar, donde haya alguien que te espere.

Silencio. Ella intenta procesar la falta de certezas.

- Entonces, ¿me has elegido para hacer juntos un viaje a ninguna parte?
- No, no pienses eso. Te he elegido para ver pasar a tu lado todo tipo de paisajes, desde la ventanilla de este asiento que compartimos, en este vagón que nos lleva. Te he elegido para el fuego y la vorágine y también para la placidez y la bonanza. Te he elegido “para siempre” aunque…. ignoro cuanto vaya a durar. 

Se miran a los ojos, luego miran por la ventanilla, sonríen y “para siempre” comienza a transcurrir …. 

Sofía B. ©

lunes, 13 de febrero de 2017

NUNCA. NADIE






Nadie te quiere
como te quiero yo,
de este modo excesivo,
apasionado y apasionante,
entre divino y mundano,
espada flamígera,
que me atraviesa
y me desviste.

Nadie te desea como yo,
de este modo entre cómplice
y desesperado. Buscándote,
tanteándolo todo,
marchando a ciegas
en tu procura, perdida a veces
entre sombras oscuras,
que se dibujan en mis entrañas.

Nadie te añora como yo,
cuando no estás. Nadie
precisa inhalarte así,
sintiendo el eco de tus versos,
susurrados muy quedo
en mis oídos y escribiéndote,
con tiza, en el aire vocablos
profundamente enamorados.

Nadie, como yo, conoce
de ti cada rincón, cada pliegue
de tu piel, de tu alma.
Cada delirio pasional,
de esos que invaden
hasta las vísceras;
cada latido, cada destello
de tus ojos, cada sonrisa
de miel ó de algodón,
cada vigilia...

Nadie ha de amarte nunca como yo,
no lo dudes, por mucho
o muchas que te amen.
Nadie. Nunca.

Sofia B. ©